domingo, julio 28, 2013

"Las cosas se hacen con el corazón y no se cuentan"

"Las cosas se hacen con el corazón y no se cuentan"

Monumento a Ángel Sanz Briz en Zaragoza

En un país tan dado al olvido como éste no recordamos (como no puede ser de otra manera) la apasionante historia de un zaragozano que se la jugó, y de qué manera, para salvar la vida de 5.200 judíos, cuatro mil más que el famoso Oskar Schindler.


 Fotografía de Ángel Sanz Briz de la época

Ángel Sanz Briz, nacido en Zaragoza el 28 de septiembre de 1910, era un franquista convencido, que reverenciaba al dictador español y que luchó con los rebeldes durante la Guerra Civil. Había terminado sus estudios de Derecho y de la Escuela Diplomática.

Con estos antecedentes (y su más que probada fidelidad al régimen) fue destinado como ayudante del Encargado de Negocios de la Legación española en Budapest en 1942.

Recordemos: estamos en plena Segunda Guerra Mundial. La Alemania Nazi y la Unión Soviética se están zurrando de lo lindo por el Este de Europa y la primera no tardaría en empezar a perder terreno. Tanto que, en 1944, invaden Hungría, único país centroeuropeo que hasta entonces se había mantenido más o menos neutral.

Inmediatamente, el gobierno legítimo es reemplazado por uno pro-nazi, y el grupo fascista local, los "Flechas Rojas" logran una hegemonía no solo política, sino también social y paramilitar, colaborando con las fuerzas de ocupación.

Paralelamente, se inicia el mismo esquema de persecución y exterminio de los judíos que ya ocurría en el resto de la zona ocupada, desde Francia hasta Ucrania, quizá aún con mayor virulencia para recuperar el tiempo perdido.

Estos hechos indignan sobremanera a Sanz Briz y a su jefe, Miguel Ángel de Muguiro, que escribieron reiteradamente a Madrid poniendo en conocimiento los hechos que allí estaban ocurriendo.

Ante el silencio cómplice del gobierno de Franco (que era aliado "de facto" de los alemanes, a pesar de su cacareada neutralidad), decidieron actuar por su cuenta. Eran incapaces de soportar los hechos injustos de los que eran testigos y que incluían (según una nota remitida a España el 25 de junio de 1944:

"Los judíos no podrán salir de sus casas más de 2 horas diarias y solamente por razón de actividades públicas o para realizar compras.
Queda prohibido a los judíos comunicarse por las ventanas.
En los refugios, habrá una sala para los judíos y otra separada para los vecinos, preferentemente en el lugar más seguro.
En los tranvías, los judíos solamente podrán ir en el segundo vagón.
Se prohíbe a los vecinos albergar a los judíos."

Los diplomáticos españoles recuperan un antiguo decreto de Primo de Rivera, de 1924 pero en ningún momento derogado, que concede automáticamente la nacionalidad española a todo judío sefardita (de origen español, descendiente de los expulsados por los Reyes Católicos en el siglo XV). El problema es que sefarditas en Hungría había muy, muy pocos. Menos de doscientos.

Muguiro, no obstante, no se deja vencer por esa contrariedad e interviene personalmente para detener un tren con 500 niños rumbo a Polonia, a los campos de exterminio. Sabiendo que iban a ser asesinados en cuanto llegasen, se la juega para conseguir visados para todos y despacharlos a Tánger, entonces bajo jurisdicción española.

Esa acción enfureció de tal manera a los alemanes y a los fascistas húngaros que el hombre fue expulsado del país inmediatamente, quedándose Sanz Briz como jefe de la Oficina... El problema es que estaba tan en el "ajo" como su antecesor.

El zaragozano consigue que el gobierno magiar le autorice a extender doscientos pasaportes con los que autorizar el traslado de los sefardíes, pero eso no era suficiente: entre que no encontraba descendientes de españoles y las injusticias y crueldades que veía hacia los semitas cada vez que salía a la calle, sabía que tenía que actuar de otra manera.

Así, empezó a interpretar de manera creativa el decreto de 1924: primero a los sefarditas. Después, a aquellos que tuvieran algún pariente en la Península. Posteriormente, al que hablase algo de castellano. Al final, a todo el que pudo buscarle alguna conexión, aunque fuera ficticia, con España.

De esta manera, los 200 pasaportes se le quedaron cortos enseguida. ¿Qué podía hacer para estirarlos? Pues, de nuevo, pensar creativamente: lo primero fue hacerlos servir para familias enteras en vez de para individuos. Cuando aún así hacía corto, empezó a crear series, de manera que cada número se podía alargar indefinidamente. Su único cuidado era que ningún pasaporte superase la fatídica segunda centena.

Ejemplo de pasaporte familiar expedido por Sanz Briz

Finalmente, Sanz consiguió un compromiso de su gobierno: los judíos podrían entrar en España, siempre y cuando no se quedasen en ella. El destino de los afortunados acabaría siendo Portugal y, en mayor medida, Argentina. El problema era sacarlos de Budapest, con las comunicaciones comprometidas por la guerra y sin nadie que quisiera hacerse cargo de "escoria judía".

Naturalmente, los alemanes y los húngaros no eran tontos e intentaban adelantarse a los movimientos de Sanz Briz, robándole a los refugiados por los pelos, entrando en las casas y mandándolos, incluso andando, a los campos de concentración de Austria.

El encargado de negocios, entonces, hizo un movimiento más audaz y más arriesgado: con sus propios ahorros, alquiló siete edificios enteros en el centro de Budapest y los denominó "Anejo de la Legación Española", con grandes carteles en húngaro y alemán. Para rematar, colgó una gigantesca bandera delante de cada uno. Así, se convirtió en "territorio español", a salvo de las razzias de los nazis.

El truco funcionó solo a medias y varias veces, en mitad de la noche, incluso a medio vestir, Sanz Briz tuvo que acudir a toda prisa porque los Flechas Rojas o las SS estaban llevándose a "sus" protegidos. En esas ocasiones, el portero, un no judío empleado de la Legación, le llamaba por teléfono.

Ante el avance de las tropas soviéticas, el 30 de noviembre de 1944, Madrid ordena a Sanz Briz que abandone el país, lo que hace con pesar, alojándose en Berna (Suiza), desde donde siguió alertando del exterminio judío y escribió un informe en el que hacía un minucioso recuento: 5200 personas se habían acogido a su protección.

Sin embargo, en Hungría, en cuanto el joven diplomático cruzó la frontera, entraron a tropel en sus "casas protegidas".

Aquí entra en acción otra persona. Giorgio Perlasca, italiano, veterano de la Guerra Civil y desertor del Ejército italiano tras su capitulación ante los aliados en 1943.

Giorgio Perlasca

Había trabajado con Briz desde que llegó a Hungría y, hasta que la ciudad fue tomado por la URSS el 16 de enero de 1945, sustituyó y hasta suplantó al español, logrando de esta manera contribuir a la salvación de 5200 inocentes. De ellos, se calcula que solo 200 fueron sefarditas.

Por estos hechos, Sanz Briz jamás recibió reconocimiento alguno en España. Tampoco su antecesor, Miguel Ángel de Muguiro. Perlasca, por su parte, sí fue homenajeado en su país (en el que, causalidades del destino, Sanz Briz fue embajador hasta su fallecimiento en el año 1980).

Cuando la periodista Paloma Gómez Borrero, que había oído a Perlasca elogiar a su antiguo jefe, le preguntó a Sanz Briz por qué nunca había dicho nada, éste, simplemente, respondió "las cosas se hacen con el corazón y no se cuentan".

Este héroe sí que recibió reconocimientos fuera de España. En Israel está nombrado "Justo entre las naciones", el título de más honor que puede recibir un "gentil".

FUENTES:
"Un español frente al Holocausto" -Diego Carcedo. Ed Temas de Hoy, 2000.
Documental "Angel Sanz Briz, el Schindler español", Antena 3 2011 http://www.youtube.com/watch?v=sMsVwSrfyeg
Wikipedia: Angel Sanz Briz
Wikipedia: Georgio Perlasca
Wikipedia: Miguel Ángel de Muguiro

lunes, octubre 03, 2011

Mi primera vez

Hoy, por primera vez en mi vida he ido a un mitin. Sí. Un mitin. De un partido al que no voy a votar. Tiene narices la cosa.

Siempre me he preguntado que hace que la gente vaya a una cosa de estas. Me imagino que es un poco el sentimiento de pertenecer a un grupo. De poder escuchar de primera mano lo que quieres oír y no otra cosa. Quieres que te digan que los tuyos son los buenos y los otros los malos. Lo más cercano que he visto a esto es un partido de fútbol.

En cualquier caso, he estado documentando todo por twitter @unaiherran, pero en alas de darle una coherencia mayor prefiero redactarlo todo un poco para poner todas las ideas que he tomado a salto de mata en una forma que pueda entender dentro de unos meses.

La verdad es que todo esto no ha seguido un plan establecido, mientras volvía a casa, escuchando la radio he oído que @conRubalcaba iba a hacer un acto en Zaragoza, y que iba a empezar en unos minutos. "¿Por que no?" me he dicho. Y sin tener muy claro de donde tenía que ir, ni que tenía que hacer para entrar en un sitio de estos he cambiado mi plan para esta tarde.

La verdad es que el que algo no esté planeado tiene sus ventajas e inconvenientes. He entrado al palacio de congresos 20 segundos antes que Alfredo y su séquito, y me he quedado parado en el hueco que he visto, con la mala suerte de que era por donde iba a entrar. A empujones, y con muy pocos modales, alguien de la organización me ha mandado a la otra punta a empujones.

Gente a tutiplen
Me ha sorprendido lo lleno que estaba. Después de todo, la opinión general es que el PSOE no va a ganar ni de coña, pero estaba lleno a rebosar, gente en los pasillos, ningún hueco y poco espacio para moverse. También es cierto que la edad media debía  rondar los 60 años, pero hay que reconocer que estaban entregados e implicados.

El primero en hablar ha sido Marcelino Iglesias. Su discurso ha empezado con los clásicos desprecios a Rajoy, su galleguismo, su depende, sus oposiciones a temas como el impuesto de patrimonio para luego decir que lo van a mantener. Luego ha empezado con las justificaciones de que la crisis era algo global y no culpa del PSOE. Ha usado los casos de Grecia, de Italia, de Portugal. Incluso ha dicho que Estados Unidos estuvo este verano a las puertas de la suspensión de pagos. Demagogia en estado puro, ya que la suspensión de pagos era una guerra política que poco tenía que ver con el dinero y mucho con una maniobra del partido republicano para debilitar al demócrata. Pero a los asistentes les ha dado igual, han aplaudido y asentido.

La demagogia, y los ataques gratuitos han seguido. Prestige, guerra de Irak y finalmente trasvase del Ebro. Parece que a la hora de hablar de política en Aragón hay que seguir un guión escrito.
Estos eran los puestos VIP

Después ha salido Pilar Alegría, cabeza de lista del PSOE por la provincia de Zaragoza, dejando claro cuales son los ejes del programa del PSOE. Educación y Sanidad. Bueno y decir que el PP se lo va a a cargar todo. Ejemplos los clásicos, los profesores de Madrid, la Sanidad de gestión privada de Valencia... Todo muy bien, pero el problema es que después de vivir en Navarra, comunidad en la que gobierna el PP (o sus aliados UPN) desde hace unos años, y donde la sanidad pública está a años luz de lo que hay en Aragón. En tiempos de bonanza, uno decide gastarse el dinero en lo que lo decide gastar,   pero decir que los partidos de derecha no gastan en sanidad es mentira. Así, sin más con todas las letras.

A estas alturas, la gente estaba ya un poco nerviosa. Habían venido a ver a Alfredo, y lo que decía Pilar ya lo tenían oido. Se notaban murmullos en la sala. Pero el discurso estaba bien medido, y en ese momento, concluía la intervención la Señora Alegría y presentaba a Rubalcaba.

La gente ha estallado en júbilo. Una orgía de aplausos. Incluso un conato de pelea cuando una señora se ha puesto de pie en una silla y no dejaba ver a la gente de atras.

El discurso del candidato ha sido de manual. Ha insistido en las bases de su programa. Estructurando muy bien el discurso, cambiando de un tema a otro de una forma natural e insistiendo de nuevo en ideas ya expuestas para darles más importancia. Ha hablado de igualdad, de crear empleo, de educación y de sanidad. Las críticas al PP han existido, pero eran mucho más discretas y sibilinas. También ha habido algún guiño al 15M. Ha hablado de cambiar el sistema electoral, pero ha reconocido que no se puede hacer sin un pacto entre los dos partidos mayoritarios (que, como recordareis son los más beneficiados por el sistema actual) y de sus sistemas de listas con elección de candidatos dentro de una misma lista.

¡Ubal Caba! ¡Ubal Caba!
El momento bizarro ha sido cuando ha dicho que iba a subir los impuestos y la gente se ha puesto a aplaudir como locos. No sé en que planeta viven, pero igual que a mi, a ellos no les debería gustar pagar impuestos.

Para terminar, y después de mirar el reloj para que les diese tiempo a los telediarios a editar su mensaje, ha dicho que los votos de la gente son de la gente y que el único voto que tiene es el suyo propio, que para conseguir el de los demás tiene que ganárselos.

La gente a comenzado a aplaudir mientras terminaba con "No me voy a dejar ganar porque quiero defender la educación y sanidad pública y porque quiero defender a quien no tiene empleo"

Por cierto me he llevado un recuerdo.
Mi recuerdo


sábado, marzo 19, 2011

Los de siempre con lo de siempre

Se nos echan encima unas nuevas elecciones locales y autonómicas y lo cierto es que los "grandes partidos" (o mejor dicho los partidos clásicos) están demostrado que no son capaces de ofrecer nada nuevo ni ilusionante. Están más preocupados de colocar a su gente, de taparse sus miserias y de repartirse las prebendas y chollos, que de servir realmente a la ciudadanía.

¿Casos de corrupción? En TODOS los partidos ¿Qué hacen? Denunciar los de los demás y tapar los suyos propios. Su único argumento "y tú más". Bueno, de vez en cuando cesan a algún pringadete (que luego, muchas veces, es recolocado por otro lado y listo) y se creen que con ese gesto mínimo y, muchas veces insuficiente, ya se han redimido en su totalidad.

Lo peor es que encima se creen que con ese tipo de actitud hipócrita y cínica nos engañan a los ciudadanos. Creen que tenemos memoria de pez y que con el continuo bombardeo manipulador de sus medios de comunicación amigos la ciudadanía se va a olvidar. Seguro que a con un determinado porcentaje esa táctica les funciona (de ahí que siempre cuenten con un "suelo de votantes" leales y acérrimos) pero a un creciente sector del electorado nos están hinchando mucho las gónadas y zonas afines.

Ojalá en estas elecciones haya un vuelco o una nueva tendencia y los partidos tradicionales se vean en un brete en algunos ayuntamientos y comunidades. Será una buena señal y, quizá, el principio de un cambio vital.

viernes, febrero 25, 2011

País de incultos

¿Por qué en las noticias una misma presentadora se refiere a "Nueva York", "Londres" y "Lleida"?

jueves, noviembre 18, 2010

¿Y a quién voto?

Será que me hago viejo y desencantado, o será que los políticos que tenemos cada vez son peores... pero la verdad es que me planteo a quién voy a votar en las próximas elecciones... y no veo nada que me convenza.


¿Voto al PSOE, para que siga en el poder? Vamos a ver... Improvisa día tras días, funcionando a bandazos que impiden que haya una política coherente en uno u otro sentido. Eso repercute en la economía, que no sabe a qué atenerse y en los ciudadanos, a los que marean continuamente. Y encima pretenden venderlos coherencia.

Realiza una política de derecha dura, acabando con los derechos a costado un siglo y medio de lucha obrera y muchos muertos conseguir. A este paso, en 20 años acabaremos pidiendo trabajo delante de las fábricas cada mañana, para hacer turnos sin descanso de 12 horas (aconsejo en este punto ver la maravillosa película "Metrópolis" de Fritz Lang)... los que seamos afortunados de haber sido contratados ese día, claro.

Las relaciones internacionales de España con ellos cada día son más chiste. Carece de la mínima fuerza diplomática imprescindible... y cada día va a tener menos si se sigue "bajando los pantalones" ante cualquier conflicto que se le presenta... incluso en su área de influencia.

En fin... ¿voto entonces (quién me lo iba a decir hace nada) al PP?

Entonces estaría votando a un partido que sólo entiende la "ley del embudo", donde ellos tienen derecho a hacer exactamente lo mismo que prohíben a los demás, llenos de recalcitrantes sexistas maleducados como el alcalde de Valladolid o los tertulianos de Telemadrid (por Dios, jamás he visto alguien más soez en mi vida) a los que, por supuesto, Espe respalda y apoya. Un partido sustentado por pederastas reconocidos como Sánchez Dragó (de nuevo Espe a tragar con ese señor).

Votaría a un partido de racistas y xenófobos hasta el punto de hacer videojuegos en los que asesinan a extranjeros y "rojos"... y presentarlos como parte de su campaña en las elecciones catalanas. Aún las pocas veces que piden disculpas, el hecho está ahí: que se arrepientan de presentarlo en público no quiere decir que no piensen precisamente eso... Y eso es algo que me da más miedo que un ministro de Exteriores que no se atreve a mirar a los ojos a su interlocutor.

Un partido lleno de corrupción descarada y sin ningún tapujo que, lejos de ser perseguida por los jerifaltes del partido, son apoyados hasta más allá de lo congruente ante la perspectiva de, si no, perder el control de alguna comunidad o ciudad importante. Que tienen a personajes como Carlos Fabra aferrados firmemente al sillón aunque sea tan afortunado que le toque la lotería 4 veces seguidas... Nada de blanqueo de dinero, por supuesto, o toda una trama (Gürtel) creada para financiar ilegalmente al partido y, de paso, sacar tajada.

Sería votar a un partido más desleal con España que ningún otro... Esperanza Aguirre se pasa por la entrepierna toda ley estatal que no le gusta, no la aplica o la pervierte hasta que es algo diferente a lo que el Parlamento de todos los españoles ha aprobado. ¿Qué haría si hiciera algo similar Cataluña o Euskadi?

Y, por último, si les votara les diría que me parece muy bien que, a pesar de todas las burradas, no se arrepienten jamás ni admiten que se han equivocado.

Así que los dos mayoritarios, descartados. ¿A quién votar, entonces? ¿A una IU que practicamente ya no existe, perdida por culpa de una Ley Electoral injusta y por su poca coherencia interna? ¿A la oportunista UPyD de una Rosa Díez que ha salido rebotada del PSOE por no hacerla Secretaria General? ¿A algún partido nacionalista en el que no creo?

¡Qué difícil va a ser decidir mi voto esta vez!

sábado, mayo 15, 2010



www.elchistedemel.blogspot.com

jueves, abril 15, 2010

1934

Una sentencia que nadie debiera olvidar y que tiene ahora mismo una aplicación vital: «Aquellos pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla». Ante todo, hay que decir bien fuerte que es cierto que los familiares de los asesinados y desaparecidos por el régimen franquista tienen todo el derecho del mundo a saber qué sucedió con aquellos, a recuperar sus restos y a darles un merecido descanso. A tal efecto, el gobierno de España ha destinado 4,1 millones de euros en subvencionar diversas organizaciones de izquierdas vinculadas a la recuperación de la «memoria histórica» de los vencidos en la fratricida Guerra Civil.

Sin embargo, también es cierto que la memoria nunca debiera ser una represalia, un ejercicio de odio, una búsqueda de publicidad o un intento de promoción personal. Baltasar Garzón no está siendo juzgado por intentar “investigar los crímenes del franquismo”, ni es el Tribunal Supremo el brazo ejecutor de la falange. Va a ser juzgado por hacer las cosas mal (y recordemos que son tres las causas, no solo una), por arrogarse competencias que (supuestamente, que es lo que se juzga) no le pertenecían. Y como cualquier ciudadano en un estado de derecho se sentará en el banquillo y, según las pruebas presentadas y la jurisprudencia actual, será declarado inocente o culpable. Como cualquier otro ciudadano, ni más ni menos.

Pero entonces llega la izquierda revanchista de este país, instalada en el poder desde que ZP accedió a la presidencia amparándose en un supuesto «talante» que nunca ha sido cierto, y como en 1934, escudándose en la supuesta legitimación de las urnas, empiezan a agitar postulados totalitarios y a resucitar fantasmas pasados que todos creíamos enterrados (que no olvidados). De esta manera, los tribunales solo son legítimos y tienen razón, cuando esa razón se la dan a ellos; pero cuando se les ocurre sentar a “uno de los suyos” en el banquillo entonces es que están politizados y esos mismos jueces ya no son competentes ni democráticos. Curiosa forma de ver la democracia, la verdad.

Y mientras tanto, la intelectualidad agradecida enarbola banderas republicanas (que tan «preconstitucionales» son como las del pajarraco de los falangistas, y por tanto ilegales) y resucita tristemente el espíritu de 1934, sin quemas de iglesias y asesinatos de los contrarios todavía, pero con una interpretación muy particular de la libertad de expresión, la separación de poderes y la independencia de la judicatura, consiguiendo una fractura de las «dos Españas» nunca vista desde los hechos que llevaron al trágico y repudiable alzamiento de 1936 y la posterior y demencial historia que vino a continuación. Creo sinceramente que la situación actual nunca podrá involucionar a los niveles del siglo pasado, pero otra sentencia famosa que me viene a la cabeza es “quien siembra vientos recoge tempestades” y fomentar el odio nunca ha sido una buena idea, salvo que haya alguna intención más oscura detrás. Terrorífico, ¿no?