viernes, mayo 26, 2006

Acebes y la inmigración

las palabras de Acebes equiparando a los subsaharianos que se juegan la vida, y a menudo la pierden, en un viaje de más de una semana en precarias embarcaciones con los asaltantes de chalets de Cataluña, aparte de ser una sucia demagogia, es algo muy peligroso.

Entra dentro de la dialéctica de la extrema derecha, de la xenofobia y el etnocentrismo ("salvo nosotros, todos son malos"). Sus palabras son equiparables a las de Le Pen, por ejemplo, o a ciertos líderes europeos de los años 30. Cada caso es diferente, y cada realidad, un mundo.

Existe un problema con la inmigración. No es un problema español, sino entre el primer y el tercer mundo. La gente que no tiene nada quiere vivir donde otros sí que tienen cosas. Es normal y natural. Está demostrado, además, que necesitamos esa mano de obra para mantener nuestro nivel de vida y de bienestar.

Naturalmente, una inmigración incontrolada no es solución. Pero mientras no se incentive la vida y el bienestar en sus paises de origen, como muy bien está haciendo este Gobierno, seguirán viniendo.

Respecto a los extranjeros que vienen a delinquir, en un mundo globalizado como el que vivimos, seguirán existiendo y actuando, por el simple hecho de que son gente que llega, comete sus fechorías, y se vuelve a ir. Para eso sirve un simple visado de turista.

Comparar ambas cosas es repugnante e injusto. El fantasma de la violencia racial siempre está a flor de piel, y provocarlo no es ninguna solución.

domingo, mayo 21, 2006

Eurovision 2006

He de reconocer que no veo el festival de Eurovision. Cuando era muy pequeñito me aburría soberanamente la parte de las canciones, pero veía apasionadamente la parte de las votaciones, viviéndolo de manera parecida a un partido de fútbol (con la eterna sensación de derrota, claro).

Este año, apenas he conocido un par de canciones del festival: la de Las Ketchup y la de Lordi, de Finlandia (que ha dado muchas vueltas por Internet). Y bueno... Sólo comparando esas dos (no conozco ninguna más por ahora), la verdad es que no hay color. ¿De verdad alguien que haya visto el video, o escuchado la canción de "Un Bloody Mary, por favor" cree que eso es un tema decente? Carece de melodía digna de tal nombre, el ritmo es chabacano, la letra es estúpida, y la coreografía es absurda.

Si sintiera ese espíritu nacionalista de mi niñez, me sentiría indignado por ser representado por semejante bodrio.

Luego está la participación finlandesa... No sé cómo sería su actuación en directo, que le ha merecido el triunfo en el Festival, pero el video y la estética es genial. ¿Quién no ha querido ver alguna vez a un grupo de orcos tocando una canción? Y, de todas formas ¿alguien piensa que un orco podría cantar algo diferente?

En resumen: enhorabuena para Finlandia por su atrevimiento con un tema tan atípico, y un gran suspenso para quien haya decidido que España fuera representada por eso que algunos llaman "canción".

Y por si alguien quiere comparar, aquí os dejo los videos:

Las Ketchup: "Un Bloody Mary, por favor"








Lordi: "Hard Rock Hallelujah"

sábado, mayo 20, 2006

"El PP utilizará tu 'no' contra Cataluña"

¡Por Dios santo! ¡A qué extremos hemos llegado...! ¿Cómo puede alguien pedir votos "en negativo"? Esto es: si yo presento un proyecto, y quiero que lo voten los ciudadanos, les intentaré convencer de sus virtudes. Pedir que voten mi proyecto para "chinchar" al partido contrario, que va a pedir el "no", es de patio de colegio. Pero de colegio de primaria. Y eso por no hablar de la equiparación entre una ley y "Cataluña". El referendum sobre el Estatut no es sobre Cataluña. Es una identificación muy peligrosa.

Así que toda la campaña el PSC y su eslógan me parecen una gilipollez taaaan grande que me parece difícil que sean capaces de superarse con otra mayor.

Claro que presentar una querella criminal contra ese eslogan, como ha hecho el PP, es otra gilipollez semejante... Parece que hagan concursos sobre quién es más niño...

Por Dios... con CiU estas cosas no pasaban. O, al menos, se las callaban más... Al final resultarán la menos mala de las opciones posibles para Cataluña, a pesar de ser nacionalistas y de derechas...

jueves, mayo 18, 2006

Pincha la burbuja inmobiliaria.

Buenas tardes. He recibido este mensaje, y me ha parecido suficientemente interesante para poner aqui:

La nómina de mi padre en diciembre de 1979 era de 38.000 pesetas. Él trabajaba como peón en una obra. En ese mismo momento le ofrecieron comprar una casa. Le pedían un total de 500.000 pesetas por ella. Decidió no arriesgar y continuar viviendo en régimen de alquiler, en unas condiciones muy buenas. Se trataba de una casa modesta pero muy bien ubicada, en pleno centro de un pueblo cercano a Barcelona. A los pocos meses mi padre y mi madre compraron un terreno en otro pueblo de la misma provincia y en menos de cinco años de esfuerzo ya habían levantado y pagado una vivienda de 120 m2.

Han pasado 27 años. En 2006 y en el mismo pueblo donde viven, un piso modesto de 75m2 a las afueras no se encuentra por menos de 35 millones de pesetas, y estoy siendo muy generoso.

En el año 1979 el coste de un piso era del orden de 14 mensualidades de un peón de obra
38.000 pts/mes x 14 meses = 532.000 pts
El sueldo en 2006 de un universitario recién titulado en ingeniería informática sin experiencia profesional no llega a las 200.000 pesetas mensuales.
En el año 2006 una vivienda modesta cuesta 175 mensualidades (14 anualidades!!!) de un ingeniero informático.
200.000 pts/mes x 175 meses = 35.000.000 pts

Las jóvenes de hoy necesitaríamos cobrar 2,5 millones de pesetas mensuales para estar en igualdad de condiciones con nuestros padres que compraron una vivienda a principios de los años 80.
2.500.000 pts/mes x 14 meses = 35 Mill. de pts

Los pisos en el año 2006 deberían costar 2,8 millones de pesetas para que los jóvenes de hoy estemos en igualdad de condiciones con nuestros padres en 1979
200.000 pts/mes x 14 meses = 2.800.000 pts

No encuentro adjetivo alguno en el año 2006 para calificar lo que mi padre consideró arriesgado en 1979. Está claro que los pisos no van a pasar a costar de la noche a la mañana 30 veces menos, de 35 a 3 millones. También está claro que no voy a cobrar 2,5 millones de pesetas mensuales, por muy buen trabajo que encuentre y por muchos estudios que tenga.

Lo primero que se le ocurre a uno es seguir viviendo en casa de sus padres y ahorrar el 100% del sueldo durante los próximos 14 años, para el año 2020 (yo rondaré ya los 40 años de edad) tendré el dinero suficiente para comprar una vivienda al coste del año 2006 pero, por supuesto, no al coste del año 2020. Evidentemente esta ocurrencia la desecha uno antes de hacer cualquier cálculo.

Aunque un joven bienintencionado consiga ahorrar 2, 4 o 6 millones con mucho esfuerzo en pocos años, a día de hoy nunca podrá evitar lo siguiente:

1) Pedir un préstamo al banco a 40 o 50 años (si consigues ahorrar 2, 4 o 6 millones puedes reducir el período a 35 - 45 años, pero 5 años no suponen prácticamente nada cuando estamos hablando de medio siglo de pago). Te darás cuenta de que no vives en una democracia sino en una dictadura. El dictador no se llama Francisco Franco o Fidel Castro sino La Caixa, BSCH, Banc de Sabadell o, en general, > "> la banca> "> . Ni siquiera tendrás la libertad de decir lo que piensas a, por ejemplo, tu jefe, no vaya a ser que cierre el grifo y no puedas pagar al dictador.
2) La otra solución es pagar un alquiler de por vida. En este caso el dictador se llamará Juan García, José Pérez o Pablo el arrendador. La situación no es distinta a 1).

Después de esta reflexión ten la delicadeza de no decir a un joven que su problema es que no ahorra, eso fue válido para ti en 1979, incluso era valido para algunos jóvenes en 1999, pero no en 2006, en 2006 sólo consigues cargar con más impotencia, si cabe, al muchacho.

El esfuerzo de nuestros padres, sin duda alguna admirable, no era estéril (podían obtener una vivienda de propiedad en un período de 5 años). El mismo esfuerzo realizado por nosotros, los hijos, sólo llega para quizá reducir en 5 años una hipoteca de medio siglo.

La vivienda nunca fue un objeto para enriquecerse, sino para vivir y es de lo poco material que sí necesitamos. La ley del libre mercado puede establecer el precio de los televisores de plasma al precio que quiera... yo no los compraré... pero nunca tuvimos que permitir que esa misma ley fijara el precio de la vivienda, porque todos necesitamos vivir en una y no todos podemos pagarla. Los jóvenes, incluso aquellos que tenemos estudios superiores, no podemos competir.

Reflexiona sobre lo que es importante y lo que no lo es. El derecho a la vivienda es, sin duda, importante y constitucional, ya sé que esto es repetitivo, pero me pregunto... ¿qué clase de democracia es esta? ¿Qué clase de democracia canjea un techo donde dormir por toda una vida de esclavitud al banco o al arrendador? ¿Qué clase de sistema estamos creando para nuestros hijos?

PINCHA LA BURBUJA. NO COMPRES VIVIENDA: ALQUILA


Los cálculos de todos analistas son que las viviendas están entre un 50% y un 150% por encima de su valor real. Si conseguimos pinchar la burbuja inmobiliaria, y ahora mismo se dan unas condiciones idóneas para ello, en un plazo que puede oscilar entre los 18 y los 24 meses, te comprarás la casa de tus sueños a la mitad de su precio actual. Tú decides si quieres gastarte ahora 80 millones de pesetas en un piso “inflado” o si prefieres comprártelo por 40 dentro de 22 meses.

¿Cómo se pincha la burbuja?
Como ya se ha dicho repetidamente en este y otros foros, la clave para que bajen los precios de las viviendas es que se reduzca la demanda. Eso es indiscutible desde la perspectiva de la economía de mercado (y no hay otra). Mientras haya una fuerte demanda (o incluso simples expectativas de demanda) la especulación hará su agosto
Hay tres grupos de demandantes de vivienda en España: 1) las personas que realmente necesitan una vivienda, bien porque buscan autonomía personal o quieren formar una familia, o bien porque quieren dejar de pagar un alquiler. Este grupo lo forman casi exclusivamente jóvenes de entre 20 y 35 años y trabajadores inmigrantes. 2) Los inversores/especuladores que, con intención de explotar la necesidad del grupo anterior, utilizan sus excedentes de capital (sea por ahorro, beneficios empresariales, rendimientos de negocios familiares, especulación en bolsa o como rédito de algún tipo de delincuencia organizada) para adquirir viviendas y, amparándose en un régimen fiscal altamente favorable, esperar a que suban lo bastante para devolverlas al mercado sensiblemente encarecidas. 3) Los nacionales (o extranjeros, de la CE principalmente) que buscan una segunda residencia.
Afortunadamente el grupo más numeroso, todavía, es el primero; por lo que está en su mano encauzar la oferta y la demanda hacia una bajada de precios. No obstante, hay una serie de obstáculos que hay que vencer para que ese grupo tome conciencia de que puede y debe hacerlo. Todos ellos son factores psicológicos de una terrible fuerza: la idea de que alquilar es tirar el dinero, de que no se es verdaderamente libre hasta que no se posee el lugar donde se vive, de que en una comunidad mercantilista no se es nadie si no se es propietario de algo y, por supuesto, la quimera de que comprando no solo se convierte uno en propietario, sino también en inversor, por lo que empieza uno a enriquecerse desde el mismo momento en que firma la hipoteca.
Por otro lado, una serie de grupos con enormes intereses en el sector alimentan constantemente esa postura psicológica y fomentan la obsesión de la gente por adquirir vivienda al precio que sea: los promotores inmobiliarios, las entidades financieras, las agencias de compra-venta de inmuebles, los inversores/especuladores (el segundo grupo de demandantes al que nos hemos referido antes) y hasta el propio gobierno, al que se ha convencido de que el PIB nacional depende tanto de un alza en los precios de las viviendas que sería una catástrofe que éstas bajaran.
Desgraciadamente hay otro grupo más numeroso e influyente que todos esos y que presiona en la misma dirección: son todos aquellos que ya tienen solucionado el problema porque ya compraron, y que instan constantemente a quienes todavía no lo han hecho, a que lo hagan. Este grupo, a pesar de no tener intereses directos, ejerce mucha más presión que los otros, dado que en él se incluyen los familiares, amigos y conocidos de todos los que buscan vivienda, y sus posturas van desde una sincera preocupación por su problema hasta considerarlos idiotas –esta última es típica de quien se ha hipotecado recientemente a 40 años o más (seguramente no estará muy seguro de lo que ha hecho) –
A pesar de todos estos condicionantes, a pesar de sentirse desvalido y presionado desde todos los ámbitos, el futuro comprador puede hacerse dueño de la situación con suma facilidad.

¿Por qué son idóneas las condiciones actuales para pinchar la burbuja?
* En primer lugar porque los precios han alcanzado unos niveles tan desorbitados que ya empiezan a fallar todas las trampas que el mercado ha venido poniendo para “cazar” nuevos compradores, la más perniciosa de las cuales ha sido la ampliación de los plazos de amortización de los créditos hipotecarios, que han llegado ya a los 50 años. La gente tiene que asumir que una hipoteca a 50 años es en realidad una deuda intergeneracional, y que es moralmente inaceptable lastrar el futuro de sus hijos, muchos de los cuales aún no han nacido, con cargas que no sabemos si aceptarían.
* En segundo lugar porque los precios han ralentizado su ascenso y es más fácil que la gente se convenza de que merece la pena esperar a ver que pasa.
* En tercer lugar porque hemos entrado en una crisis del petróleo que disparará la inflación y hará subir el precio del dinero (los tipos de interés), por lo que las cuotas mensuales se pondrán prohibitivas, incluso a 50 años de amortización.

Así pues, lo único que falta para cerrar el círculo es que el principal grupo de compradores, los que de verdad necesitan una vivienda, decidan demorar por un tiempo la compra. Si alquilan durante un par de años (como máximo), los aproximadamente 2,5 millones de pesetas que se gastarán en ello son, en realidad, la mejor inversión de su vida, ya que puede suponerles unos ahorros de hasta 50 millones, dependiendo del tipo de inmueble que estén buscando ¿Alguien conoce algún valor, fondo de inversión, imposición bancaria u obligación del Estado capaz de alcanzar una revalorización del 2000% en dos años?
En el mercado hay sobrada oferta de viviendas de alquiler y a precios razonables, sobretodo si los comparamos con los precios de venta. Considerar una estupidez pagar por un alquiler es como considerar que pagar por una habitación de hotel es cosa de idiotas. Alguien te ofrece un servicio (en este caso pone a tu disposición una vivienda durante un determinado periodo de tiempo) y tú pagas por ello ¿Qué hay de estúpido en esa transacción comercial? Cuando se dice que por el mismo precio del alquiler, o algo más, podrías comprar casa mediante una hipoteca a un plazo lo bastante largo, se olvida que con los precios de venta actuales, a lo que puedes acceder es a una vivienda mucho más pequeña y peor situada que la que consigues alquilando, y que estarás pagando ese precio (o bastante más si los tipos de interés suben) durante 40 o 50 años. O visto de otro modo, con el capital e intereses que hay que invertir para comprar una vivienda, podrías alquilarla durante 100 años o más ¿Quién es entonces el estúpido?

¿Qué pasa si, a pesar de todo, los precios no bajan?
Ese es un escenario económicamente improbable y sociológicamente imposible. Los únicos requisitos para que la estrategia no falle son que la gente se mantenga en sus trece como mínimo durante un año y medio y, por supuesto, que la postura de alquilar en vez de comprar, sea ampliamente secundada.
Sin embargo, hay que tener muy claro el escenario que se producirá una vez que la gente se decida a pinchar la burbuja. Esta es quizá la parte más importante de esta propuesta y por eso debería ser difundida y leída por el mayor número posible de personas interesadas.
1.-En los primeros meses el mercado apenas mostrará reacción. Sus agentes (inmobiliarias, órganos de la Administración, bancos, etc.) no mostrarán mayor alarma e incluso de instalarán con más fuerza en su postura de la bicoca: “compre ya y hágase usted también rico”. Es posible que al empezar a bajar los precios (las primeras en resentirse serán las viviendas que más han subido) los inversores/especuladores aprovechen para hacer algunas adquisiciones en lo que puede parecer un buen negocio, por lo que proporcionarán al mercado un pequeño balón de oxígeno.
2.-Una vez pasada esa primera aparente reacción al alza, los precios empezarán a caer, ahora ya en caída libre. La explicación es muy sencilla. Aunque algunos inversores “ingenuos” han visto una buena oportunidad en cuanto los precios se han estancado o han bajado un poco, la mayoría, versados todos ellos en las lides de la especulación, estaban a la expectativa y, en cuanto se dan cuenta de que la reacción al alza es solo un espejismo, se lanzan en tromba a liquidar sus inversiones. Esa es la dinámica de todo crack especulativo, y ha habido ya unos cuantos.
3.-En este momento, calculo que al año más o menos desde que la gente se decidió por el alquiler, ya se ha puesto de nuestra parte, muy a su pesar, el grupo de los especuladores; precisamente el que más daño hizo en la fase de inflación. Por supuesto, vendrán los pánicos de las entidades financieras y del gobierno, las llamadas a la tranquilidad, el anuncio de ayudas al sector, las medidas para reactivar la demanda, etc.
4.-Pero hay que mantenerse firmes, Que no te convenzan de que tú eres el culpable de nada: ni del paro en la construcción, ni de las dificultades de tal o cual empresa, ni mucho menos de la reducción del PIB o del estancamiento económico. Tú solo querías y quieres comprarte una vivienda a precio real de mercado y no gravada con una especie de “impuesto revolucionario” que iba a parar a manos de unos cuantos especuladores sin escrúpulos. Fue el gobierno el que te empujó a actuar por tu cuenta al no hacer nada para regular un mercado basado en la rapiña y la corrupción.
A pesar de que los precios ya han bajado bastante y puede resultar tentador comprar, hasta que la vivienda deseada no esté al 50% del valor que tenía al inicio del proceso, conviene no hacerlo; tanto por la pérdida absurda de dinero que ello supone como por el riesgo de detener el proceso antes de tiempo. Date cuenta que la demanda se está acercando a cero, puesto que no solo los compradores necesitados se han decidido a esperar y los especuladores a vender, sino que quienes buscaban una segunda residencia, o sea, quienes menos prisa tenían por comprar, a la vista de lo que está ocurriendo, también habrán dejado su decisión en suspenso.
5.-En la fase final del proceso las propias agencias de compra-venta, que tan dañinas han sido en la fase de inflación de precios, también se pondrán de nuestra parte. Piénsese que estas empresas son neutras en cuanto a que el mercado esté al alza o a la baja (si bien prefieren lo primero antes que lo segundo, puesto que sacan más dinero en cada transacción). Lo que no se pueden permitir es que el mercado se paralice, por lo que si antes decían a sus clientes vendedores que podían sacar a sus inmuebles muchos más millones que los que nunca hubieran soñado, ahora les dirán que vendan por lo que sea.

Así pues, el pinchazo de la burbuja inmobiliaria es un proceso que se alimenta a sí mismo. Lo único que tenemos que hacer quienes necesitamos una vivienda es sentarnos a esperar en nuestra butaca de nuestro piso de alquiler.
Pero que nadie se alarme, el país no se hundirá por ello. Afortunadamente España cuenta con sectores más imaginativos, más saneados y más honestos para crecer económicamente. No solo eso, sino que una vez racionalizado y equilibrado el sector de la construcción, éste volverá a quedar en manos de los empresarios más especializados y más capaces (ahora mismo promueven viviendas hasta los toreros), desapareciendo felizmente de la escena tanto personaje siniestro, prevaricador y corrupto.

Por último, el presupuesto básico de esta propuesta es que suscite una respuesta masiva de quienes necesitan comprar, decidiéndose por el alquiler; para lo cual es necesario que llegue al máximo posible de personas interesadas. Se podrían difundir mensajes cortos como los que aparecen al principio de propuesta, ya sea mediante bloggs, foros, e-mail o SMS, aunque siempre poniendo como referencia esta página web o alguna otra donde pueda leerse o descargarse el contenido completo de la propuesta. Son también válidas las pegatinas en autobuses o escaparates, las chapas, los anuncios en los tablones de la Universidad o en las secciones de compraventa de los periódicos, etc. En todo caso, lo que hay que cambiar es la tendencia de la presión a la que se ven sometidos los posibles compradores por su entorno más próximo, de ahí que sea muy importante una masiva inundación de mensajes a favor del alquiler como medida temporal para poder acceder a una vivienda digna en propiedad.

URL para esta entrada:
http://www.viviendadigna.org/foros/viewtopic.php?t=2292

martes, mayo 16, 2006

Estadísticas absurdas

Alguien debería enseñar a los políticos, medios de comunicación y, en general, a todas las personas que tienen algo que decir en este país, a que las estadísticas que nos dan no significan NADA.

El último ejemplo lo hemos podido ver en el telediario de hoy, 10 de Mayo, en el cual aseguran que las urgencias hospitalarias derivadas del consumo de cocaina en relación al total de drogas ha subido del 26% en 1992 al 54% en 2006. Bueno. Puedes pensar "caramba, ahora la gente le da a la coca más que antes". No obstante, veamos un ejemplo práctico: supongamos que en 1992 hubo 2.600 personas que fueron atendidas por consumir cocaina, y que 7.400 lo fueron por heroína LSD, hachis, y el resto... Pues bueno... ¿quien me dice a mí que hoy no son atendidas 2.700 personas por consumir cocaina, y solo 2.300 por el resto de las drogas?

Yo quiero saber cuántas personas son atendidas por consumir cada tipo de droga. Quiero saber si cada día hay más subnormal que ve divertido meterse mierda en su cuerpo y morir joven o si, por el contrario, las personas empiezan a tener un poco de sentido común y a escarmentar en cabeza ajena.

Y como con eso, con todo: Lo mismo pasa con los accidentes de tráfico. Una de cada tres personas muertas no llevaba puesto el cinturón de seguridad. Eso quiere decir que 2 de cada 3 muertos lo llevaba. Luego es más seguro NO llevar el cinturón, ¿no? Lo mismo pasa con el alcohol... Un tercio de los accidentes está provocado por personas bebidas... Lo cual significa que 2/3 de los que causan accidentes van sobrios. Además, está comprobado que cuanto más tiempo estás en la carretera, más fácil es tener un accidente. Y cuanto más rápido vas, menos tiempo estás en la carretera, claro... Por tanto, con las estadísticas que nos dan la forma más segura de conducir es borracho perdido, sin el cinturón de seguridad y a toda pastilla.

¿Ah... que no? Pues entonces que nos den las estadísticas correctas: esto es: qué porcentaje de personas bebidas tienen accidentes respecto al total de bebidos, y qué porcentaje de accidentados sin cinturón muere respecto al total de accidentados sin cinturón.

¿Por qué nunca se hacen las cosas bien?

jueves, mayo 11, 2006

"Lo mas grande"

En el telediario de hoy ha salido un hombre proclamando que le ha pasado "lo más grande" de toda su vida. Así, textual.

Y bueno, pienso yo... ¿habrá conocido el Amor Verdadero? ¿Ha nacido su primer y muy deseado hijo? No sé.. ¿le han tocado mil millones en la primitiva? ¿Un milagro le ha otorgado poderes curativos en las manos?

Pues no, damas y caballeros... lo que le pasa a ese elemento es que su equipo de fútbol ha ganado un campeonato, el de la UEFA, para ser más precisos.

Entonces, tengo tres opciones... O ese individuo es directamente gilipollas, o su vida está realmente vacía, o es que no tiene una mierda de memoria, y cada dos días le pasa "lo más grande de su vida".

Francamente, me inclino por la primera opción.

El caso Bono (vol II)

He leido mucho acerca del caso Bono ultimamente, pero la verdad es que no sé muy bien si lo tengo todo claro.

La version de oficial es que durante una manifestacion de la Asociación de Victimas del Terrorismo le pegaron, y que luego la policia detuvo a dos personas, que casualmente eran militantes del PP.

Bueno, la historia sigue con que ahora han condenado a los policias involucrados en el arresto con penas de 5 a 8 años de carcel e inavilitacion, por detencion ilegal y delitos similares.

Bien. Esta muy bien.

Pero me hago varias preguntas.

a) si los agresores hubiesen sido una señora de cuenca, ama de casa, y un jubilado turolense, antiguo electricista ¿hubiese habido tanto revuelo? ¿hubiesen actuado con tanta rapidez y severidad los jueces? Si yo paso una noche en el calabozo por un policia cabron que no le gusta mi cara. ¿le meteran semejante condena? o no pasara de ser una mancha en su expediente.

b) Viendo las imagenes de la manifestacion no se ve que le pegasen a Bono, pero, si Bono no hubiese tenido unos fabulosos gorilas para parar a ese ambiente tan dicharachero que habia por ahi ¿de verdad cree alguien que no le hubiesen pegado?

c) Esta gente que ha sufrido el acoso de la policia y la pesadilla de estar una noche en el calabozo (porque mas no han pasado, a mi me vienen a sonar tres horas pero no puedo estar seguro) ¿no cree que la sentencia es un poco excesiva...8 años por una noche....

d) alguien del PP ha dicho que esto a sido el mayor atentado contra la democracia desede el 78. ¿no paso algo importante el 23 de febrero del 81? es que ultimamente se me olvidan las cosas.


Eso es todo

miércoles, mayo 10, 2006

Y el caso Bono...

Menuda se ha montado con la sentencia del “caso Bono”. Al parecer, según los jueces, ha quedado probado que el arresto de los dos miembros del PP fue ilegal, hubo manipulación en documento público y coacciones a los policías que se negaron a participar en todo aquello.

Las condenas son de prisión e inhabilitación para los tres acusados, un policía, un inspector y un comisario y ha dimitido como consecuencia inmediata el Delegado del Gobierno en Madrid.

De todo esto se desprenden varias cosas inequívocas:

- En la Policía Nacional hay gente honrada y decente (la gran mayoría, la abrumadora mayoría creo yo) que ante la duda de si una orden recibida es legal lo dicen y se atienen a las “consecuencias” por no obedecer semejante mandato. Todos queremos policías así.
- Algunos están dispuestos a lo que sea con tal de cumplir con las “sugerencias” (llamémoslas así) que les vengan desde los mandos políticos de turno y a cambio ascender y mandar mucho. Dándoles igual la ley, la justicia y la honradez. Esta vez han sido juzgados y condenados. Sirvan de ejemplo para todos nosotros.
- El Gobierno no se siente afectado ni responsable por un comportamiento antidemocrático como este bajo su mandato y no asume ningún tipo de responsabilidad por ello.
- No ha habido manifestaciones en defensa de la libertad, la justicia y la democracia, ni se han pronunciado los artistas, ni tampoco los que abrazan entre heroicos sollozos la memoria de la segunda República.

Está visto que si las cosas le suceden al PP todo vale, todo está bien y es impecablemente democrático. A la inversa… ¿qué hubiera pasado?

Oir a López Aguilar (otro de los chaqueteros de Izquierda [des]Unida) comparando al PP con ETA-Batasuna clama al cielo y es un insulto para todos los que somos ciudadanos libres (seamos de izquierdas o de derechas). ¿Cómo se atreve a semejante barbaridad?¿En qué mundo vive?¿Se cree que somos todos tontos y subnormales?

En fin. La justicia (en primera instancia al menos) ha hablado.

lunes, mayo 08, 2006

Reflexiones sobre la eutanasia

Como cada poco tiempo, salta a los medios el fallecimiento de alguien seriamente incapacitado que quería dejar de vivir y no podía hacerlo por su propios medios.

En principio, estoy de acuerdo con el derecho a que cada persona haga con su vida lo que le da la gana. Incluso dejar de vivirla. Creo que es un derecho único e inalienable del ser humano disponer de sí mismo.

No obstante, leyendo y escuchando a los de la fundación pro-vida, reflexiono y pienso un poco más: si cuando una persona sana intenta suicidarse, decidimos que tiene algún tipo de problema mental (normalmente depresión) y, por tanto, no es dueño de sus actos ni libre para actuar con total conciencia, ¿acaso un pentapléjico (nueva palabra que aprendo, por cierto) que quiere morirse no estará también sumido en una depresión? ¿No deberíamos entonces aplicar tratamientos "paliativos", como dice esa asociación?

La verdad es que es un gran dilema, que mueve a profundas reflexiones. Si un psiquiatra certificase que dicha persona es dueña de sus actos y lucida, entonces no me cabría la duda de darle el derecho a morir como prefiriese. Pero ¿y si no? ¿Y cómo se puede saber eso?

En resumen: sigo pensando que cada cual tiene derecho a disponer de su vida. Lo que ya no tengo tan claro es hasta donde puede intervenir la sociedad en el control sobre la vida de cada persona.

domingo, mayo 07, 2006

Sobre todo ¡a negociar!

Si eres del PP o de UPN y te queman tu negocio, como por ejemplo, una ferretería en Navarra o el País Vasco es culpa de grupos incontrolados de anarquistas que NADA (repito NADA, Gobierno dixit) tienen que ver con ETA.

Porque como ETA ha declarado que “por el momento no vamos a asesinar a los que se nos oponen” (o “tregua” o “alto el fuego” en el argot terrorista) hay que creerles y todo lo que suceda en esas dos Comunidades Autónomas relacionado con “actos violentos” ya no es cosa suya.

Las cartas de extorsión a empresarios tampoco, por supuesto.

Y eso lo ratifica rápidamente nuestro Gobierno, con Zapatero y Rubalcaba a la cabeza como tiene que ser.

Así que ya sabemos a que atenernos. Negociación cuanta más mejor y si además sirve para que el día de mañana gobiernen en coalición ETA (en su variante Batasuna o PCTV) y PSE en el País Vasco y Navarra pues ¡bienvenido sea!

Lo importante es esa paz (y el poder político, por supuesto).

viernes, mayo 05, 2006

Bolivia nacionaliza sus recursos ¿y qué?

Bolivia no nos debe NADA. Les hemos explotado mucho y muchos años. A base de poner o mantener a presidentes corruptos que se plegasen a los intereses de las multinacionales, se consigue la paradoja de que uno de los países con más recursos de iberoamérica sea al mismo tiempo uno de los más pobres, al estar literalmente vendido a los intereses de empresas privadas, en vez de atender a los intereses de sus ciudadanos.

Y ahora llega un presidente elegido por el pueblo que, siguiendo su programa electoral, decide quedarse con lo que en derecho natural es suyo, de su país,y gestionarlo, para mejorar el nivel de vida de sus nacionales. Bueno, pues señores de Repsol, y del Gobierno, y de todas partes: me parece de puta madre. Ya está bien de explotar de la manera que lo hacemos, y encima creyéndonos que tenemos razón y derecho para hacerlo.

Quizá si los países más pobres dejaran de serlo, sus ciudadanos no querrían emigrar de él en masa. Quizá sería un mundo más justo. Quizá.

Por último, solo decir que espero que realmente esos cambios mejoren la vida de los bolivianos. Esperemos que no sea tan sólo un cambio de amo, pero con la misma correa.