lunes, octubre 03, 2011

Mi primera vez

Hoy, por primera vez en mi vida he ido a un mitin. Sí. Un mitin. De un partido al que no voy a votar. Tiene narices la cosa.

Siempre me he preguntado que hace que la gente vaya a una cosa de estas. Me imagino que es un poco el sentimiento de pertenecer a un grupo. De poder escuchar de primera mano lo que quieres oír y no otra cosa. Quieres que te digan que los tuyos son los buenos y los otros los malos. Lo más cercano que he visto a esto es un partido de fútbol.

En cualquier caso, he estado documentando todo por twitter @unaiherran, pero en alas de darle una coherencia mayor prefiero redactarlo todo un poco para poner todas las ideas que he tomado a salto de mata en una forma que pueda entender dentro de unos meses.

La verdad es que todo esto no ha seguido un plan establecido, mientras volvía a casa, escuchando la radio he oído que @conRubalcaba iba a hacer un acto en Zaragoza, y que iba a empezar en unos minutos. "¿Por que no?" me he dicho. Y sin tener muy claro de donde tenía que ir, ni que tenía que hacer para entrar en un sitio de estos he cambiado mi plan para esta tarde.

La verdad es que el que algo no esté planeado tiene sus ventajas e inconvenientes. He entrado al palacio de congresos 20 segundos antes que Alfredo y su séquito, y me he quedado parado en el hueco que he visto, con la mala suerte de que era por donde iba a entrar. A empujones, y con muy pocos modales, alguien de la organización me ha mandado a la otra punta a empujones.

Gente a tutiplen
Me ha sorprendido lo lleno que estaba. Después de todo, la opinión general es que el PSOE no va a ganar ni de coña, pero estaba lleno a rebosar, gente en los pasillos, ningún hueco y poco espacio para moverse. También es cierto que la edad media debía  rondar los 60 años, pero hay que reconocer que estaban entregados e implicados.

El primero en hablar ha sido Marcelino Iglesias. Su discurso ha empezado con los clásicos desprecios a Rajoy, su galleguismo, su depende, sus oposiciones a temas como el impuesto de patrimonio para luego decir que lo van a mantener. Luego ha empezado con las justificaciones de que la crisis era algo global y no culpa del PSOE. Ha usado los casos de Grecia, de Italia, de Portugal. Incluso ha dicho que Estados Unidos estuvo este verano a las puertas de la suspensión de pagos. Demagogia en estado puro, ya que la suspensión de pagos era una guerra política que poco tenía que ver con el dinero y mucho con una maniobra del partido republicano para debilitar al demócrata. Pero a los asistentes les ha dado igual, han aplaudido y asentido.

La demagogia, y los ataques gratuitos han seguido. Prestige, guerra de Irak y finalmente trasvase del Ebro. Parece que a la hora de hablar de política en Aragón hay que seguir un guión escrito.
Estos eran los puestos VIP

Después ha salido Pilar Alegría, cabeza de lista del PSOE por la provincia de Zaragoza, dejando claro cuales son los ejes del programa del PSOE. Educación y Sanidad. Bueno y decir que el PP se lo va a a cargar todo. Ejemplos los clásicos, los profesores de Madrid, la Sanidad de gestión privada de Valencia... Todo muy bien, pero el problema es que después de vivir en Navarra, comunidad en la que gobierna el PP (o sus aliados UPN) desde hace unos años, y donde la sanidad pública está a años luz de lo que hay en Aragón. En tiempos de bonanza, uno decide gastarse el dinero en lo que lo decide gastar,   pero decir que los partidos de derecha no gastan en sanidad es mentira. Así, sin más con todas las letras.

A estas alturas, la gente estaba ya un poco nerviosa. Habían venido a ver a Alfredo, y lo que decía Pilar ya lo tenían oido. Se notaban murmullos en la sala. Pero el discurso estaba bien medido, y en ese momento, concluía la intervención la Señora Alegría y presentaba a Rubalcaba.

La gente ha estallado en júbilo. Una orgía de aplausos. Incluso un conato de pelea cuando una señora se ha puesto de pie en una silla y no dejaba ver a la gente de atras.

El discurso del candidato ha sido de manual. Ha insistido en las bases de su programa. Estructurando muy bien el discurso, cambiando de un tema a otro de una forma natural e insistiendo de nuevo en ideas ya expuestas para darles más importancia. Ha hablado de igualdad, de crear empleo, de educación y de sanidad. Las críticas al PP han existido, pero eran mucho más discretas y sibilinas. También ha habido algún guiño al 15M. Ha hablado de cambiar el sistema electoral, pero ha reconocido que no se puede hacer sin un pacto entre los dos partidos mayoritarios (que, como recordareis son los más beneficiados por el sistema actual) y de sus sistemas de listas con elección de candidatos dentro de una misma lista.

¡Ubal Caba! ¡Ubal Caba!
El momento bizarro ha sido cuando ha dicho que iba a subir los impuestos y la gente se ha puesto a aplaudir como locos. No sé en que planeta viven, pero igual que a mi, a ellos no les debería gustar pagar impuestos.

Para terminar, y después de mirar el reloj para que les diese tiempo a los telediarios a editar su mensaje, ha dicho que los votos de la gente son de la gente y que el único voto que tiene es el suyo propio, que para conseguir el de los demás tiene que ganárselos.

La gente a comenzado a aplaudir mientras terminaba con "No me voy a dejar ganar porque quiero defender la educación y sanidad pública y porque quiero defender a quien no tiene empleo"

Por cierto me he llevado un recuerdo.
Mi recuerdo