miércoles, abril 26, 2006

Acoso sexual

El quince por ciento de las españolas sufre acoso sexual en el trabajo según el Instituto de la Mujer. Vaya. No es tanto. Pero aún así es una lacra que se debe reducir.

Así que me pongo a leer un poco el informe, y vero que califica los acosos entre leves, graves y muy graves, y sólo en 4% (no sé si del total, o de ese 15%) ha sufrido algo que no sea "leve".

Pero ¿qué es un acoso sexual leve? Pues ¡¡¡¡escuchar chistes "de mujeres", u oir comentarios de tipo sexual o PIROPOS!!!! Y luego el estudio se lamenta de que apenas se denuncie un 25% de los casos... Pero vamos a ver... ¿un piropo es un acoso sexual? ¿un chiste lo es? ¿Qué clase de enfermo que odia al género humano y la libertad hace ese tipo de estudios? ¿Queremos una sociedad de autómatas?

Mira que lo tendría fácil la oposición con gilipolleces así para hacer carnaza...

martes, abril 25, 2006

"Proyecto Gran Simio"

Me ha sorprendido gratamente la noticia. Seguramente, varios de mis lectores no la conocerán, así que la resumo brevemente: El Grupo Parlamentario Socialista va a presentar una propuesta para reconocer una especie de "derechos humanos" a los simios superiores. Viene avalado por el estudio de la organización "Proyecto Gran Simio", que defiende la inteligencia de los primates.

Francamente, yo no creía que como seres humanos estuviésemos ya tan avanzados como para ser capaces de reconocer a otra especie derechos similares a los nuestros, pero parece que parte de nuestros políticos (que son nuestros representantes) sí que lo están. Y me sorprende que sea el partido que gobierna quien lo presenta. Lo normal sería que lo hiciese algún partido minoritario de la oposición para que no tuvieran posibilidades de aprobar el proyecto.

Mucho me temo que antes o después, el proyecto se echará atrás. Es demasiado innovador, demasiado avanzado, demasiado bueno.

¿Por qué me gusta y lo defiendo? No hay que ser un experto para ver que nuestros primos cercanos muestran una inteligencia cercana cuando menos a nosotros. No hay más que ver las sociedades de los gorilas, que tienen incluso reparto de tareas en el grupo, y que tienen la capacidad de pensar e imaginar y utilizar herramientas primitivas. O cómo aprende un chimpancé y se adapta a las costumbres humanas de manera casi de persona.

Está claro que los simios superiores no son meros animales irracionales: son algo más. Como seres inteligentes que son, merecen el mismo tratamiento que nosotros. ¿Tan difícil sería aceptar que no somos los reyes absolutos de la creación? ¿Que dos especies racionales comparten un mismo planeta?

No me malinterpreten: No tienen nuestro mismo grado de inteligencia, o quizá prefieren manifestarlo o utilizarlo de otra manera. Quizá para ser felices no haga falta ser "tecnológicos". Y después de todo, hay tribus humanas que viven en un nivel de desarrollo parecido.

En cualquier caso, defender los derechos de nuestros parientes cercanos me parece una gran obra, y digna de elogios. Pese a quien le pese (que me imagino a quién le va a pesar... y visten sotanas).

lunes, abril 24, 2006

No vean Tirante el Blanco

Voy mucho al cine. Me gusta y lo disfruto. Ver una película en casa no es comparable. Para la tele se crearon las series, para el cine, las películas.

Mis gustos en cine son amplísimos; casi siempre salgo contento de la proyección. Algunas veces, un poco decepcionado, pero porque la película ya no prometía demasiado desde un principio. Otras veces salgo francamente cabreado, y eso es lo que me ha pasado con "Tirante el Blanco".

Y me siento cabreado porque me han engañado. Me ha engañado el trailer, me han engañado las entrevistas y me ha engañado la crítica de Joaquín Aranda en "El Heraldo de Aragón". Nos han contado que es la peli más cara del cine español, que se ha cuidado el guión, que mezcla terribles batallas con pasajes líricos de indescriptible belleza... Y que le dan una valoración de 4 estrellas sobre 5.

Bueno... Cuando uno ve esa película, observa que los exteriores son planos cortos apuntados hacia el cielo y los tejados. Así se evita que se vean coches y cables de la luz sin gastarse un duro en retoque posterior o en decorados. Los interiores son más profusos en detalles, pero apestar claramente a la España árabe, y jamás a la Constantinopla ortodoxa. Las batallas se llevan a cabo entre una docena de figurantes (siendo optimista) en un claro de bosque de unos doscientos metros cuadrados, como mucho. Se limitan a primeros planos a cámara lenta, donde se aprecia claramente que seis personas levantan sus espadas y las mantienen quietas, y el jinete de turno da mandobles sobre esas espadas como quien toca un xilofón.

El guión es absurdo y es tan penoso que provoca la hilaridad en el cine, con escenas como las del "mamporrero real", cuando una de las siervas de la princesa intenta que los dos protagonistas copulen. Por no hablar de la escena sexual final, claro. Probablemente lo más estúpido que se ha visto jamás en una película pretendidamente seria. El emperador y su mujer comparten cama como en un matrimonio del siglo XXI, con frases y gestos típicos de la actualidad, no de entonces, y si la emperatriz se pasa tres días durmiendo con su nuevo amante en vez de hacerlo con el emperador, nadie se extraña ni la echa en falta.

Entonces me pregunto ¿En qué se ha gastado el dinero Vicente Aranda, por Dios EN QUÉ?. Si no se lo ha gastado en decorados, ni en figurantes, ni en especialistas, ni en postproducción, ni en efectos especiales, ni en un guionista decente... ¿En qué? Una cosa sí que está lograda, y son los vestuarios. Especialmente me han gustado las recreaciones de las ropas de los almogávares que acompañan a Tirante, aunque no los llamen así en ningún momento. Pero dos docenas de uniformes no pueden ser tan absurdamente caros.

Y eso que no hemos hablado de los actores. Con lo malos que son, no pueden ser tan caros. Tan solo Ingrid Rubio y Leonor Watling se salvan, aunque se nota que no se creen su papel, como tampoco lo hacen ninguno de los demás actores, especialmente una patética Victoria Abril a la que, por cierto, le ponen doble de cuerpo cada vez que sale desnuda.

Lo mejor que se puede hacer con esa película: una hoguera, como hicieron con los libros de caballerías el Barbero y el Cura.

miércoles, abril 19, 2006

Berlusconi se acojona

Entre fiestas y semanas santas se nos acumula trabajo en el Blog, y hoy quiero comentar las elecciones en Italia, aunque el tema ya esté un poco pasadito.

Italia debe ser el único país "avanzado" o "del primer mundo" donde se pidan observadores de la ONU para vigilar la limpieza de las elecciones. Y lo que más choca es que sea el partido del gobierno quien las pida ¿pero no es el gobierno el que puede manipular, hacer y deshacer a su antojo?

Y es que el buen Silvio es un hombre peculiar... Dado que está acosado por la justicia por sus muchas irregularidades pseudo-mafiosas en sus múltiples negocios, pues aprovecha que es Primer Ministro para hacer una ley que diga que no se puede juzgar a un Primer Ministro ni cuando deje de serlo. Muy transparente...

Lo de insultar al contrincante en la campaña... pues bueno, creo que eso más o menos lo hace todo el mundo... Pero insultar a los votantes en masa de cualquier tendencia menos la suya... ya es pasarse un poco de la raya, la verdad.

En resumen, como Berlusconi veía que se le escapaba de las manos el poder, con lo que se le podía acabar el chollo (todo el chollo que es "acabable" para un multimillonario, claro), pues se pone a lanzar amenazas bastante estúpidas, como lo del fraude electoral.

Total, que como era de esperar, finalmente pierde las elecciones, aunque por mucho menos de lo esperado, así que exige un recuento de papeletas, a ver si suena la flauta a lo Bush en su primera legislatura... pero no, no hay suerte, las papeletas dudosas son poco más de dos mil, y él ha perdido por más de veinte mil... Así que no hay suerte por ahí tampoco.

Y se le ocurre la gran idea... "ya que he perdido, pues propongo una gran Alianza al estilo alemán"... O sea, que no quiere soltar el poder ni a la de tres... Señor Berlusconi, ¿aun no se ha enterado que las "alianzas" de gobierno las propone el partido ga-na-dor? ¿Realmente tanto teme acabar en la cárcel en cuanto deje la puerta del palacio presidencial?

Claro que a Berlusconi no le importa mucho pactar incluso con el diablo con tal de ser el jefazo de Italia... No hay más que ver sus socios en la coalición "de la libertad"... Los neofascistas por un lado y los independentistas de la Liga Norte por otro. Y así ha conseguido tener el gobierno más duradero de los tiempos recientes en Italia. Vivir para ver...

O tempos, o mores...

jueves, abril 06, 2006

El mundo que ven algunos

Llevo un par de semanas oyendo la COPE y leyendo Libertad Digital. Son dos medios de comunicación controlados por un señor llamado Federico Jiménez-Losantos, al cual ya he citado alguna otra ocasión.

He pensado mucho cómo escribir este artículo. En principio, pensaba redactarlo de modo irónico, viéndome reflejado en el mundo que dibuja este señor. Finalmente, he creído que lo mejor es hacerlo desde la objetividad... si es que esos es posible.

Voy a tratar de relatar la manera en que este hombre ve la realidad. No es ninguna exageración ni deformación: es lo que él cuenta cada mañana y escribe cada día:

España estaba hundida hasta que el PP llegó al poder. No pintaba nada en el panorama mundial y en Europa solo pretendían abusar de nosotros. Afortunadamente, llegó Aznar y el ala más derechista del PP para poner freno a esa situación. Naturalmente, había —y hay— escoria quintacolumnista dentro del PP: Gallardón, Piqué y todo aquel que muestre cual señal de no ser un radical de derechas. Esas personas deberían haber sido purgadas, pero no lo son, solo Dios sabe por qué.

Entonces, un don-nadie llamado José Luis, y que había salido poco menos que expulsado de León, su ciudad natal, se alió, gracias a su esbirro Rubalcaba con ETA para atentar contra una serie de trenes de cercanías, matar a muchos españoles, echarle las culpas a los moros y así hacerse con el poder. Los españoles somos tontos, picamos, y así acabó la etapa más gloriosa de España desde 1975.

Desde que subió al poder, se dedicó a desmembrar España, hasta el punto de que el sitio este donde vivimos ya no es España. Lo que no dice es lo que es hoy en día. Vendido por el puro placer de la maldad a independentistas, bien catalanes, bien vascos, bien gallegos, bien de donde sean.

No obstante, el verdadero poder en esta cosa que era un país no lo ejerce el gobierno del PSOE: es de un señor que se apellida Polanco, que controla absolutamente todos los medios de comunicación, directa o indirectamente (salvo, quizá, la COPE y Libertad Digital, supongo yo), y hace y deshace a su antojo. Los banqueros se pliegan a su voluntad, los pobrecitos, sojuzgados por su enorme autoridad. Polanco decide los nombramientos de la Real Academia de la Lengua (por eso se admitió a Pérez-Reverte y por eso no se admite a Umbral), y nombra, casi a dedo, a los cargos de responsabilidad en todas partes. Los habitantes de esto-que-no-es-un-país nos dejamos engañar, porque somos todos tontos... salvo los que le oyen y leen a él, es de suponer.

Naturalmente, debe velar por la pureza de los pocos "españoles puros" que quedan. Afortunadamente se ha dado cuenta de que personas como Ansón o Luis del Olmo en realidad también son unos sucios izquierdistas, ya que el primero reconoció la trama que Jiménez-Losantos había urdido junto a Pedro J, el propio Ansón y algunos otros paladines de la verdad, para derrocar el gobierno de Felipe González a base de inventarse corrupciones donde no las había y magnificar las que sí existían. El segundo (del Olmo) entró en la lista negra desde que se publicó una entrevista en la que decía que ZP no le parecía un mal Presidente. Anatema, claro.

En su mundo particular, las corrupciones en el PP (como el caso de Orihuela o el caso Fabra en que Zaplana está metido hasta las orejas) o simplemente no existen, o son una mentira urdida por Polanco y otros enemigos de la Patria.

Jiménez-Losantos es capaz de decir, textualmente, que tuvo que hacer una purga en la COPE para eliminar "soviets sociatas" que había infiltrados en todas las filas de la cadena.

Que Gallardón o Piqué, u otros moderados de su partido no sigan las tesis más reaccionarias de Acebes o Aznar se debe a que (como no) son esbirros de Polanco, y pretenden la fragmentación de la derecha. O, lo que es peor, hacerse con los cargos principales del PP y convertir a ese partido en otra marioneta de ese empresario todopoderoso.

A partir de aquí, ya son mis reflexiones:

Todo lo anterior dicho entre expresiones de odio y rabia que asustarían a los nazis más acostumbrados a los discursos hitlerianos. Jiménez-Losantos es capaz de soltar exabruptos contra todo aquel que no sea su acólito incluso cuando da la previsión del tiempo. Todo momento es bueno para lanzar sus encendidas soflamas.

Tengo que reconocer que a ratos tenía que cambiar de cadena de radio, o cerrar el navegador, porque llegaba a perder el contacto con la realidad. Afortunadamente, en cuanto dejaba de oirle, podía ver que el mundo no había cambiado, y que España sigue siendo España, con o sin Estatuto de Cataluña, y que ETA ha declarado el alto el fuego, quizá definitivo, aunque el Gobierno no se fía, etc.

Ahora la COPE ha sido expulsada del EGM por manipular los datos, y Jiménez-Losantos se enfrenta a una denuncia ante el Tribunal de la Competencia por sus palabras. Y, la verdad, me parece poco teniendo en cuenta lo que sale de sus labios podridos por el odio y el rencor.