miércoles, noviembre 26, 2008

Hombres maltratados

Ayer se celebró el Día de las Mujeres Maltratadas. Mi solidaridad con todas ellas.

Pero yo quiero hablar hoy de los hombres que sufren maltrato, que son muchos. El año pasado, varios fueron asesinados por sus parejas, pero hay muchísimos más que sufren vejaciones morales, psicológicas o incluso físicas a manos de la mujer con quien han querido compartir su vida.

No es un fenómeno nuevo (todos conocemos a ese señor que llamamos "calzonazos" o "poca cosa" que es anulado por su esposa: ni habla, ni le dejan ("calla, ignorante, tú que sabrás"), ni tiene libertad ("tu lo que tienes que hacer es traer dinero a casa. Mira el marido de Fulana, que lo han ascendido") y lo menosprecian hasta la depresión ("a ver por qué no te ascienden a tí. Pero claro, es que tú no vales nada").

Lo conocemos, pero callamos. Y él también calla. Como también conocemos al hombre que es un pedazo de pan, pero que su mujer ha decidido divorciarse de él y para obtener beneficios de cara a la ruptura, lo denuncia falsamente por violencia "de género", con lo que el hombre acaba con sus huesos en un calabozo hasta que un juez lo pone en libertad. Eso si tiene suerte. Y nosotros lo comentamos en voz baja, pero no damos la voz de alarma.

Los hombres maltratados no tienen derecho a asistencia legal gratuita. No tienen derecho a un hogar de acogida. No tienen derecho a un nuevo trabajo en un nuevo lugar, buscado por el Ministerio de Igualdad (que más bien parece de Desigualdad). Son estigmatizados, bien como una persona que no sabe defender lo suyo (por esa parte machista y rancia de la sociedad), bien como un maltratador "pillado a tiempo" (por la parte feminista y agresiva del país).

No denuncian, por miedo y por desconocimiento, y sufren un calvario día a día igual al menos que el que tiene una mujer maltratada. Pero no existen para nadie. Nadie piensa en ellos. Nadie los tiene en cuenta... y en algunos casos acaban de la peor de las formas posibles.

Estamos construyendo la más injusta de las sociedades. Y luego nos quejamos.

domingo, noviembre 23, 2008

Laicismo en los colegios

Un juez ha dictado una sentencia que obliga al colegio público Macías Picabea, de Valladolid, a retirar todo símbolo religioso, dado que atenta a derechos fundamentales contenidos en la Constitución.

Lógico y perfecto. España es un Estado Laico, y en ningún acto público debería haber religiosidad alguna. Podíamos fijarnos un poquito en nuestros vecinos del norte, que ellos sí que han sabido entenderlo bien.

Pues hoy ya leo los indignados ataques de la Curia y organizaciones afines, con palabras (textuales) como "laicismo radical" o "ataque a nuestras costumbres y forma de vida". Bueno, señores... un poco de ecuanimidad (algo de lo que, por otro lado, no suelen hacer gala. Incluso dudo que sepan lo que es). Cada cual es libre de hacer en su vida privada lo que quiera. De ir a misa tres veces al día. De llevar un rosario en cada muñeca. Así que no se ataca nada... a menos que nuestra "forma de vida" sea imponer nuestras costumbres a los demás... y si es así, bienvenido sea el fin de esa manera de vivir.

Por otro lado ¿cómo puede ser "radical" el laicismo? Bueno, imagino que obligando a otros a no profesar culto alguno... pero bien lejos está esa sentencia de semejante afirmación.

En resumen: que me alegro de que, por fin, se empiece a aplicar el principio de la no-confesionalidad de esta España nuestra.

lunes, noviembre 17, 2008

martes, noviembre 04, 2008

Resultados electorales

Por fin. EE.UU elige un presidente.

Hoy, 4 de Noviembre de 2008, después de más de un año de campaña política, por fin se elige al presidente de EE.UU.

Ya era hora.

Un año de campaña. Un año de enterarnos como se vota o se desvota en ese país. Que si los caucus, que si primarias, que si los debates presidenciales.... todo, llega a su fin hoy. Bueno, si no pasa con las elecciones Bush-Gore, donde tuvimos casi tres meses más de recuentos.

Destacable de estas elecciones es en mi humilde opinión:

El sistema americano de elección tiene unos cuantos defectos importantes. Lo de que todos los votos de un estado vayan para el que gane el estado es algo que sólo tiene sentido si vives en 1776 y no hay medios de comunicación. En esa época tenía sentido que los delegados de un estado se cogiesen un caballo y llegasen el 20 de enero a Washington a elegir el presidente. Pero hoy en día debería ser un poco más proporcional.

El que cada elección los que votan tengan que inscribirse para votar también es destacable. En lugar de facilitar el trabajo lo complican. Y votan en martes, sin la posibilidad de cogerte horas libres para ir a votar. Y las papeletas son complicadas... Eso me hace pensar que por muchas quejas que tengamos a nuestro sistema electoral, tiene cosas buenas.

Por otro lado, quiero que gane Obama. No porque sea negro, no porque prometa el cambio, no porque sea demócrata. Quiero que gane Obama porque Obama ha hecho una campaña cuyo mensaje es ilusión. Y la ilusión es un buen mensaje. En las últimas elecciones que tuvimos en España, ninguno de los candidatos prometía nada. Simplemente eran mejor que los otros, que eran el demonio. En cambio Barack, pese a que dice eso también, tiene un mensaje que es esencialemente positivo. Y, a la hora de vender cualquier producto, es mejor vender en positivo que en negativo.

Bueno, y quiero que gane Obama porque la candidata a vicepresidenta, que recordemoslo está a un latido en falso del corazón de McCain de ser presidenta, da mucho miedo. Porque una cosa es los valores familiares, y esas cosas, pero por mucho que lo intento no consigo ver a esa mujer preparada para ser Comandante en Jefe del mayor ejercito de la tierra. Como decía Matt Damon, parecía una película mala de Disney.

Por cierto, mi opinión esta basada en Time, revista a la que estoy suscrito, que reconozcamoslo, es más pro-Obama que pro McCain.